Instantes de una geometría natural y humana

Sus fotografías son una dosis de realidad abstracta, una mirada personal que se presenta en forma de sensaciones. Son una expresión geométrica de lo humano y lo natural. Son segundos únicos que vibran en lo más profundo de cada imagen que captura.

Pablo Valenzuela Vaillant se inició escalando montañas. Conectarse con la naturaleza desde las alturas y otros rincones, le entregó la posibilidad de generar un sólido y trascendental vínculo con los vastos y variados territorios chilenos. Se enamoró de su tierra, tanto, que decidió capturarla de una forma extraordinaria, pero llegar a entender y retratar a Chile, fue un proceso que construyó paso a paso, tal como se sube una montaña.

Su carrera como fotógrafo se inició cuando era un estudiante de ingeniería civil y, casi tres años después de haberse titulado de esta carrera, tomó la arriesgada y acertada decisión de dedicarse de lleno a la fotografía. Este es su medio para dar a conocer y poner en valor el patrimonio natural de su país, lo que evolucionó con el paso de los años, pero no cabe duda que Chile era y sigue siendo para él una fuente de inspiración. La especial estructura geográfica hacen que este alargado territorio sea muy especial de recorrer y fácil de abordar. Sobre todo por el extremo sur patagónico lineal, con sus bosques, montañas, hielos, y el extremo desértico norte, con sus altiplanos y amplio cielo. Pero no solo los paisajes lo inspiran y motivan, las personas que lo habitan también han sido parte clave de su obra.

TORRES-DEL-PAINE.jpg

La belleza para él, es un factor inspirador y fundamental; la belleza entendida como un instante que se percibe a través de una mirada personal, que se transforma en la interpretación de un momento único que pasó como un giro en la historia, sin intervenciones artificiales. Sus imágenes reales, pero no muy obvias son un regalo del paisaje, del segundo.

Al comienzo de su carrera presentó una mirada documental-ambientalista; más tarde, en series como Paisaje Minimalista, Chile Blanco, Texturas y Patrimonio, la forma de ver y presentar los espacios, es menos obvia. Lo abstracto en su trabajo entró a jugar un papel muy importante en sus historias fotográficas. A partir de la geografía, la materia, la textura y las líneas, empezaron a surgir instantes de una realidad que se aleja de las grandes vistas y paisajes, pero que no ignoran el amor por la tierra chilena. Abandonó la amplitud para concentrarse en lo mínimo, sin dejar de reflejar momentos reales y trascendentales, segundos de profunda inspiración íntima que se presentan como una geometría de un paisaje natural y humano.

CAMINO-A-CERRO-GUIDO.jpg

Pablo viene de la escuela análoga, sin embargo, su trabajo desde el 2011 es cien por ciento digital, así sin importar su técnica o formato, ha logrado retratar un paisaje que se compone de planos cerrados, arquitectura, rostros e infinitas sensaciones. A través de los elementos que le entregan el paisaje y el momento, busca construir nuevas imagenes.

PUERTO-NATALES.jpg

De los camposantos

Con respecto a los cementerios, Pablo asegura ser un enamorado de estos espacios a los que muchos les temen. De hecho, en su larga carrera como fotógrafo ha conocido muchísimos a lo largo de Chile. Aquellos escondidos en las recónditas quebradas del Norte Grande y los más pequeños cementerios en la Tierra de Fuego. Dentro de toda la lista, el de Punta Arenas, reconocido por su gran belleza, siempre le llamó la atención. Lo conoció hace más de 20 años y desde ese entonces, cada vez que viaja a esta mágica ciudad, visita el lugar.

CEMENTERIO-III.jpg

Punta Arenas es una ciudad de inmigrantes provenientes de muchos rincones europeos. Se pueden apreciar entonces, inscripciones que cuentan historias maravillosas de una larga lista de personas con apellidos de origen croata, inglés, alemán, entre muchos otros. Este hecho captó sin duda alguna la atención del fotógrafo, pues refleja el interesante origen y patrimonio histórico y cultural de esta ciudad, donde yacen muchísimas personas que un día llegaron de tierras muy lejanas.

CEMENTERIO-II.jpg

CEMENTERIO-IV.jpg

Además de este hecho ligado a las historias del lugar, la particular estética del cementerio, sus avenidas de cipreses cuidadosamente podados y las espectaculares formas de mausoleos y tumbas, lo han encantado por completo. El contraste entre el blanco de las construcciones y el verde oscuro de los árboles, las formas geométricas, las líneas, las luces y sombras, han resultado, desde un punto de vista artístico, un hecho bastante inspirador para él. Esta serie que se muestra en particular, surgió después de varios días de haber recorrido hasta el último rincón, desde el amanecer hasta el atardecer.

CEMENTERIO-VII.jpg

Este sensible espectador de paisajes ya lleva años viajando, deleitándose con los espacios, subiendo montañas, recorriendo inmensos valles, esperando momentos, amaneceres y atardeceres detrás de los cuales se esconden lugares y personas cargados de recuerdos e historias muchas veces invisibles. Historias que han desembocado en miles de sublimes e inspiradoras fotografías que invitan a hacer parte de ellas de una manera profunda.

Este artículo fue publicado en la edición impresa N. 74. de la Revista  ARTE AL LÍMITE. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s